domingo, 30 de noviembre de 2014

¿Sabes cómo actuar ante perros agresivos?




Es muy posible que a lo largo de la vida seas testigo de una pelea de perrosy te toque intervenir, o la víctima de un perro agresivo. Por lo tanto es conveniente saber cómo actuar ante perros agresivos para evitar que la situación empeore.
  1. En primer lugar has de mantener la calma. Si te estresas (algo comprensible) te bloqueas, o lo que es peor, si te pones a gritar sólo aumenta la ansiedad de los perros. 
  2. En segundo lugar NO agredir el perro o perros involucrados en el ataque, a menos que hayamos agotado todas las posibilidades. La violencia genera más violencia y se trata de calmar al animal. Algunas medidas a tomar tanto en caso de un ataque de perro a persona como entre dos perros son:

  • Un ruido fuerte puede bloquear el estado mental en que se encuentra el perro que ataca y calmarlo. Podría usar una bocina o ruido de ollas.
  • Rociar el / los animales con agua, con una manguera o pistola. Esto también los descoloca. Aunque si esto sucede en la calle es complicado tener a mano una mangera. 

En peleas entre perros:

Nunca debes separar a dos perros interponiéndote entre ellos pues saldrás mal parada. Una buena estrategia es coger las patas traseras de los perros (con la ayuda de otra persona), levantárselas y tirar hacia atrás. Los animales pierden fuerza y sujeción y no te pueden morder.

En ataques a personas:
  • Si el ataque aún no ha empezado pero ves al perro preparado para lanzarse o corriendo hacia ti la peor opción es correr, pues el instinto de persecución del perro lo hará correr más todavía y probablemente te atrape. La mejor opción, aunque requiere valor y confianza, es quedarse inmóvil, tirarse al suelo cubriéndose la cabeza con las manos y no mirarlo. Esto hará que el perro interprete que eres sumiso y que te rindes.
  • También funciona usar las señales de calma que usan los perros para calmarse, como lamerse o bostezar. Puedes intentar lamerte los labios y bostezar reiteradamente mientras permaneces inmóvil en el suelo de cara a él pero sin mirarle directamente a los ojos.
  • Si ya te está atacando debes mantenerte quieto igualmente, evitar gritar y hacer ruidos y movimientos bruscos. Las heridas te las hacen cuando mueves la parte mordida. Reacciones contrarias, aunque lógicas, exacerban aún más la rabia del animal.


La sangre fría y la racionalidad en situaciones límite de cualquier tipo son las que salvan muchas personas que acabar mal.
Las consecuencias de un ataque pueden ser ser  heridas terribles tanto a personas como a perros. Es importante actuar rápidamente y saber distinguir heridas superficiales de heridas profundas. Lo primero que hay que hacer es lavar las heridas con agua y jabón, siempre y cuando sean leves y no sangren. Si son graves hay que ir al veterinario/ médico con urgencia.


*Recuerda que un perro agresivo, a menos que tenga un problema de salud que le lleve a morder, siempre es responsabilidad del dueño por no haberle educado correctamente o no cumplir con las necesidades básicas del perro: ejercicio, descanso, alimentación, juego, veterinario. El perro sólo actua por instinto y es una víctima de su dueño. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada